Modalidades de estafa con códigos QR: ¿Qué hacer para proteger su negocio?

Recomendaciones para proteger su negocio de estafas con códigos QR.
Recomendaciones para proteger su negocio de estafas con códigos QR.

El uso de códigos QR ha surgido como una herramienta fundamental para facilitar los pagos de productos entre los clientes y los negocios. Estos códigos, que almacenan información y se pueden escanear con la cámara de un celular, han revolucionado la forma en que hacemos transacciones y accedemos a la información.

En especial, los códigos QR han adquirido una importancia significativa al proporcionar una vía sencilla para compartir información del negocio, que tiene que ver con catálogos, menús, contactos, datos bancarios, entre otros. Adicional, es una forma de realizar pagos digitales de manera sencilla a través de una cámara y de generar una experiencia positiva en la compra.

Sin embargo, a medida que crece su popularidad, crece también el riesgo y las amenazas que no son ajenas a esta tecnología. Por eso, es importante que pueda conocer cuáles son las principales modalidades de estafa que utilizan los delincuentes a través de códigos QR y fortalezca las medidas de seguridad que garanticen un entorno de pago seguro a sus clientes.

¿Cuáles son las estafas con códigos QR que utilizan los delincuentes?

Los delincuentes han creado diferentes estrategias para aprovecharse de esta herramienta aparentemente inofensiva. Desde etiquetas falsas, hasta códigos QR maliciosos, es crucial entender las artimañas con las que operan los estafadores.

Etiquetas falsas:

Los criminales pegan etiquetas sobre los códigos QR de las tiendas, y cuando los clientes van a realizar un pago, el dinero no va a parar a la cuenta del negocio, sino que termina en la cuenta controlada por los delincuentes. Para evitar este caso, antes de que escaneen su código QR, observe detenidamente si existen signos de manipulación en el diseño. También, verifique constantemente a dónde dirige el código QR, si el enlace parece sospechoso o si redirige a un sitio web desconocido.

Publicidad maliciosa:

En esta modalidad, los estafadores distribuyen códigos QR falsos en material publicitario. Los clientes son engañados al escanear los códigos pensando que acceden a ofertas especiales. En realidad, estos códigos redirigen a sitios fraudulentos o descargan programas maliciosos en los celulares de los usuarios. Un ejemplo son los folletos que se pegan estratégicamente en lugares concurridos, acompañados de ofertas atractivas, tentando a los clientes a escanear estos códigos en busca de una ganga, sin darse cuenta de que están cayendo en una trampa.

Códigos QR falsos:

Se usan códigos QR fraudulentos para obtener información confidencial, como contraseñas y datos de tarjetas de crédito. Al escanear el código, los usuarios son redirigidos a sitios web falsos que imitan páginas legítimas. En estos sitios, los estafadores solicitan a las víctimas que ingresen sus datos, que luego son capturados para su mal uso. Los criminales imprimen códigos QR falsos en productos, envases, material publicitario y pueden distribuirlos por páginas web o redes sociales. El cliente escanea el código QR con la esperanza de acceder a información adicional sobre el producto, pero en realidad es redirigido a sitios web falsos diseñados para robar datos personales.

Le podría interesar leer: Código QR interoperable: ¿por qué es importante para su negocio?

Medidas de prevención frente a estas modalidades de estafa

Para salvaguardar la integridad de su negocio y la seguridad de los clientes, le recomendamos implementar estas medidas preventivas contra las estafas en códigos QR:

Verificación regular.

Realice revisiones diarias de los códigos QR visuales en su establecimiento de comercio. Asegúrese de que no se hayan pegado etiquetas falsas sobre los códigos QR legítimos. Examine minuciosamente la página web a la que su código QR redirige: si tiene errores ortográficos o si la dirección web no es la oficial.

Adopción de códigos dinámicos.

Algunas billeteras digitales ofrecen el uso de códigos QR dinámicos que cambian con el tiempo. Esto dificulta a los estafadores la creación de réplicas exactas de sus códigos QR.

Mantenga el código QR en un lugar seguro.

Cuando sus clientes deseen utilizar este método de pago, muéstrelo solamente ante la solicitud del cobro y póngalo en un espacio que siempre esté al alcance de su vista.

Educación de los clientes.

Capacite a sus clientes sobre las posibles amenazas asociadas con los códigos QR. Anímelos a verificar la autenticidad de sus códigos QR antes de realizar cualquier transacción. Este sencillo paso de precaución puede evitar redirecciones no deseadas y garantizar que la experiencia de compra sea segura.

Implemente códigos QR de verificación

Otra de las grandes apuestas para contrarrestar a los presuntos estafadores son los códigos QR de verificación. Esta es una opción que ofrecen las billeteras digitales de algunos bancos para evitar el fraude al momento de realizar pagos electrónicos. De esta forma, los pequeños negocios podrán garantizar 100% la seguridad de sus transacciones. 

Todos los pagos que se realicen a las billeteras digitales que tienen esta opción generan un código QR para que los comerciantes lo puedan escanear y comprobar si la venta fue exitosa. En otras palabras, se genera un comprobante con un código QR que contiene los datos de la transacción, lo que permite a los vendedores comprobar la veracidad del pago y verificar si el dinero entró efectivamente a su billetera digital.

Para usar los códigos QR de verificación, solo debe ingresar a la aplicación del banco, antes de registrarse seleccione el ícono de código QR, seleccione “Confirmar comprobante” y se habilitará automáticamente la cámara de su celular para que escanee el código y verifique la validez de la transacción. La confirmación mostrará los datos del cliente, el valor de la compra y el número de autorización. 

En definitiva, aunque los códigos QR ofrecen numerosas ventajas para los negocios, es clave estar alerta ante las modalidades de estafa. Con una combinación entre educación y medidas preventivas, su comercio puede avanzar hacia transacciones electrónicas más seguras.