Una imagen vale más que mil palabras: la importancia de la identidad del negocio

shutterstock_175065878-72

Cuando se habla de identidad o imagen del negocio se hace referencia a la representación visual del mismo ante los clientes, consumidores y/o proveedores.

Esta imagen dependerá de la visión a futuro que usted tenga de su emprendimiento. Por esta razón, debe ser clara, directa y legible para que todas las personas, además de entenderla, la puedan reconocer y recordar fácilmente.

Hay que tener en cuenta que la imagen de su negocio no sólo se limita a un logo o a tener tarjetas de presentación. La papelería, colores, página web, diseños, uniformes, entre otros, hacen pate de un conjunto de elementos que también se podrían tener en cuenta, en el mediano o largo plazo, para reforzar la identidad de su negocio.

¿Por qué la identidad de su negocio es tan importante? Porque un negocio sin tal identidad pasa desapercibido por los clientes o los usuarios. En ocasiones, una empresa sin identidad expresa falta de seriedad y de compromiso hacia los clientes.

Si su negocio cuenta con una identidad y/o imagen ya tiene algunas ventajas:

– Reconocimiento y recordación por parte de los clientes.

– Vinculación de la identidad con algún aspecto positivo.

– Promoción de la publicidad de la empresa por medio de artículos publicitarios.

– El negocio tendrá mayor fuerza al estar siempre acompañado de su identidad.

– Distinción visual respecto a la competencia y otros negocios.

Así pues, la identidad de su negocio es un valor agregado. Sin embargo, no hay que concentrarse únicamente en ella, pues ésta sólo forma parte de un gran conjunto de elementos que constituyen y representan el negocio.

Es fundamental definir una identidad desde el principio, ya que cuando el negocio ha crecido es difícil crear una nueva identidad si es que otra ya se ha posicionado en la mente de los consumidores.