Cómo no combinar mi negocio con mis finanzas personales

shutterstock_386168884

Utilizar plata de su negocio para cubrir gastos personales es un grave error que puede afectar seriamente su rentabilidad. Conozca aquí algunas prácticas que le ayudarán a evitar caer en este hábito que es muy perjudicial.

Según el portal web especializado en emprendimiento Entrepeneur.com un mal hábito bastante arraigado entre los emprendedores y dueños de negocios es hacer retiros abundantes de dinero para sus gastos personales. Ésta es una lamentable situación que va en deterioro directo con las ganancias de su comercio.

Es sabido que para llevar a cabo una gestión financiera adecuada en una empresa se necesita disciplina. Distinguir entre el dinero del negocio y el dinero personal se convierte en uno de las prácticas a seguir con mayor dedicación.

A continuación le explicamos un método que podría utilizar para evitar mezclar sus gastos personales con los de su negocio.

Asígnese un sueldo oficial: esta es una de las maneras más eficaces de controlar lo que gasta o lo que extrae de su trabajo y le permite tener un control para la cantidad de efectivo que retire.

Si tiene un comercio que está iniciando o que todavía se encuentra en etapa de crecimiento en la que el flujo de efectivo es bastante apretado, deberá asignarse un sueldo que vaya acorde con el puesto que desempeña, las labores que realiza y sobre todo el presupuesto con que cuenta. Es decir, su paga debe ser equiparable a lo que le pagaría a otra persona por que hiciera lo que usted hace.

Respete fechas para el pago de salarios y a proveedores: Es importante que además de asignarse un sueldo fijo, pague a tiempo a sus empleados y a los proveedores. De esta manera tendrá sus cuentas claras y a demás contentos a las personas por los pagos.

Controle los gastos que realice a nombre de la empresa: esto se vuelve muy importante ya que por lo general, ya sea por la cantidad de trabajo que se tiene, o por descuido, se pueden omitir los registros de alguna operación de dinero que haya realizado, lo cual irá en disminución de la administración de su negocio. Pida comprobante de todas las operaciones para que se reflejen en su control de gastos y ganancias, con esto tendrá un control adecuado sobre el dinero que maneja.

Abrir una cuenta bancaria para su negocio: esto es lo que le facilitará llevar a cabo el punto anterior. Lo aconsejable es abrir la cuenta a nombre de la empresa y solo utilizarla para los pagos y transacciones de la misma. El objetivo de esta cuenta es ser el depósito para guardar todas las ganancias del negocio y desde allí realizar todos los pagos que correspondan. Es una mejor opción que llevar el dinero en efectivo o que guardarlo en una caja menor. El banco le permite tener un mayor orden y hasta ganar algo de dinero con los intereses. Además, le serviría para tener historia crediticia si en algún momento necesita solicitar un préstamo.

La importancia y el seguimiento que le dé a este asunto será una parte esencial para el manejo de los recursos de su negocio y de la disciplina que quiera llevar en su comercio. Recuerde que ésta es el reflejo de su dueño, entonces si quiere que su negocio marche bien deberá empezar por usted y ser ordenado y disciplinado con cada detalle.