¿Cómo fijar el precio a los productos?

shutterstock_522164140

Comprar a los proveedores a un precio y luego vender a un precio más alto a los clientes, es la lógica de una gran parte de los negocios. En últimas la utilidad de un negocio resulta de restar al valor de las ventas, el valor de las compras de esos productos.

Ahora bien, ¿cómo establecer un precio que no sea demasiado costoso para el cliente pero tampoco tan bajo que no le genere ganancias?

Para ello, le recomendamos que antes de establecer un precio a un producto siga estos pasos:

1. Identifique cuál es el precio final al que le venden los productos. Es decir, el precio después de descuentos o ajustes.

2. Indague cuál el precio de ese producto en otros negocios, tiendas, supermercados, cadenas comerciales, entre otros. A este lo podría llamar “precio en el mercado”.

3. Defina un precio al producto que sea competitivo, es decir, que no este no muy encima ni tampoco por debajo del precio en el mercado.

4. En caso de observar que el precio en su negocio está muy por encima del precio en el mercado, trate de negociar con el proveedor del producto mejores precios o de ser necesario, cotizar con otros proveedores.

5. En caso de observar que el precio en su negocio está muy por debajo del precio en el mercado, se podría ajustar. Es decir, incremente su costo para que le empiece a generar un mayor margen de ganancia.

Tenga en cuenta que los precios de los productos y servicios cambian constantemente, por lo que es importante revisar de manera periódica los precios tanto en el mercado como en su negocio.